Obsolescencia programada

La obsolescencia programada es un fenómeno inventado -como no- en EEUU para favorecer el consumismo. Consiste en reducir intencionadamente la vida útil de las cosas, para obligar a los consumidores a adquirir nuevos productos. Esto, además de insostenible ecológicamente, inmoral.

La obsolescencia es uno de los pilares del capitalismo, y es una de las mayores lacras del planeta. Voilà el proceso -visto de forma general- y algunas de sus consecuencias:

  1. Consumo de recursos materiales: todo objeto producido requiere de materias primas, y más de las que se puede pensar. En un porcentaje obscenamente alto, la promoción eco de un determinado producto no es más que una imagen para incrementar ventas, ya que a la empresa no le interesa realmente revisar todos los pasos del proceso, porque reduciría el beneficio considerablemente. Las empresas contratan ingenieros ad hoc para reducir la vida útil de las cosas (flagrante caso de la bombilla que lleva 100 años funcionando). Los recursos materiales son muchas veces escasos, o su obtención produce grave conflictos en países (ver caso coltán o diamantes). Es esencial el concepto de huella ecológica: área de tierra, agua y/o aire necesario para producir las materias primas suficientes (demandadas por la industria) y para absorber el impacto del conjunto del proceso.
  2. Procesamiento: tiene dos componentes principales en mi opinión.
    1. Por un lado, el proceso físico de producción. Lo más importante son los costes ocultos, principalmente de tipo energético. Otro aspecto es la eficiencia en el uso de materiales: en muchas ocasiones se desaprovechan recursos por su escaso precio o por su abundancia
    2. Por otro lado, la ubicación y causas políticas de ésta. La deslocalización es un gran problema, ya que los países “ricos” se deshacen de la parte sucia de la producción, quedándose los departamentos de I+D+i y por supuesto los beneficios. Pero el efecto es de tirar piedras al tejado, ya que la contaminación y el desaprovechamiento de recursos siguen ocurriendo, pero no los vemos. Este es el problema principal junto con las condiciones de trabajo de los empleados. En los países a los que habitualmente se desplazan las empresas las condiciones laborales son poco menos que de esclavitud: un sueldo literalmente de supervivencia a cambio de largas e inhumanas jornadas de trabajo. El sistema capitalista se asegura de que el establishment no cambie gracias a la creación de una clase social muy rica, cuyos intereses priman, por supuesto, sobre cualquier afán democrático o soberanista. La idea es la misma que el perro centinela puesto por el amo para vigilar las ovejas.
  3. Deshechos: esta consecuencia del proceso es la puntilla (literalmente) para el planeta. Aquí incluyo no solo los residuos sólidos, sino cualquier contaminante producido a lo largo del proceso (desde los materiales de diseño, hasta los vertidos a los océanos, pasando por la energía invertida en construir un avanzado centro de diseño, o los residuos -gases, sólidos, líquidos- producidos para fabricar la máquina que luego trabajará en la producción objeto de nuestro estudio). Hay deshechos que no “desaparecerán” hasta dentro de miles de años, hay deshechos que solo tienen unos días de vida pero son tremendamente tóxicos para el medio ambiente, hay deshechos que poco a poco cambian las condiciones del medio, obligando a las especies a “adaptarse” (por favor, no entender esto en sentido lamarkista sin darwiniano) y condenando a muchas otras a la extinción…

Este proceso incrementa su magnitud y virulencia en un ciclo vicioso autoreciclable, y por eso es tan peligroso.

Ahora que ya hemos sentado la base más fundamental, os dejo con una serie de enlaces o documentales acerca de la obsolescencia programada:

Esto solo es una muestra de la ingente cantidad de información que hay en Internet acerca de este asunto. Os recomiendo buscar las acciones de lucha activa que se están llevando a cabo, y en su caso, uniros a ellas.

Isang Litrong Liwanag

Is the tagalog name for a project of MyShelter Foundation in association with the MIT students (Massachussets Institute of Technology, you’ll hear it a lot from me): Liter of Light. It’s a smart way of providing light during daytime to poor zones (and so dark because of the overcrowding of the houses (shelters rather) in Philippine.

The “hardware” is a bottle of soda, water and bleach. The foundations are just a bottle filled with water and embedded in the roof (made most of times of corrugated iron). The light passes through the plastic and together with water it provides the same light as it would do a 55W light bulb. The bleach (sodium hypochlorite) is just to avoid the algae and other undesired microorganisms to appear inside the plastic bottle, because it would trouble the water.

As there isn’t a physical neither chemical detailed explanation in the Internet, I quote what is the most plausible one:

 “When the sun hits the outside part of the bottle, a lot of light reaches the inside part of the bottle. The water inside the bottle makes the light omnidirectional, mimiking an electric light bulb”  => kevinwarnock.com

The pros are quite clear. Free daylight for everyone (of course you’re not going to drill your block-made roof to embed one of this bottles…) and at a absolutely cheap price (some people talk about less than 1$). Moreover, unemployed people are being instructed about how to make and install them to people in order to reduce unemployement.

There are only a few bad (or not so good) issues about this. Because of the chemicals and the materials, they don’t last more than 5 years more or less, and they don’t provide light during nighttime, but the advantages have nothing to do with the disadvantages. Philippine Gouvernment is subsidizing the installation of many of this great invention.

In summary, I think that is a great invention, but they haved to improve it by inventing a chemical that accumulates the sunlight and releases it at night, so it can be a portable 55W camptorch.

The details of the installation, which are not interesting for our scientific purposes, are described in the upper link (liter of light).

I just miss one suspicion I had when I read about this. The icon of the project in the webpage and everywhere this appears is a CocaCola-like bottle, so even if I can be told suspicious about good intentions, I wonder wether if CocaCola company has something to do with this project… I leave the question there.

I specially thank Pablo Lafita the idea for this entry

Famosos, desastres y circo

Habituamente en las entradas intento presentar los hechos de la manera más objetiva posible, sin volcar mi opinión. Hoy voy a romper esta costumbre por una buena razón: hoy excepcionalmente he visto los informativos de la 1 de TVE, y lo único que me venía a la mente era el título de esta entrada: famosos, desastres y circo.

Esta es toda la temática que están permitidos a tratar porque hay alguien que está interesado en que las personas estemos ocupadas con la talla de la ropa, el próximo viaje  o adquisición, resultado de uno de los ya habituales “clásicos” de fútbol(los cuales, si no recuerdo mal, hace no demasiado se llamaban “El partido del Siglo”, aunque claro, lo tuvieron que cambiar debido al incremento de la frecuencia) o estreno de películas, videojuegos o éxitos musicales. El concepto al que quiero aludir es el entertainment procedente de norteamérica. Se trata de mantenernos constantemente ocupados con nimiedades, en contraste con lo que realmente se cuece en el mundo. Vamos a analizar cada apartado de una forma suficientemente superficial.

En mayor o menor medida, a todos nos gustaría ser un poco como algún famoso; ya sea por su belleza, por sus éxitos, por lo bien que canta o maneja una pelota, e incluso por su inteligencia (hay que admitir que son las menos veces). Eduard Punset trata el tema del famoseo de una forma maravillosamente comprensible. Cuanto más sabemos de los pormenores de la vida de los famosos más “cercanos” nos sentimos hacia ellos, llegando incluso al fanatismo -cada día más habitual- que experimentan algunas personas por famosos. Me parece completamente lamentable que en un informativo diario de emisión nacional como es el de TVE se trate día sí y día también los detalles casi íntimos de los famosos en vez de informar sobre los constantes y costosos avances en materia de investigación contra el cáncer. ¿O quizás lo que ocurre es que se avergüenzan del asqueroso (es la palabra más suave que se me ocurre ahora) presupuesto con el que cuenta la investigación en España? No hay que echarle la culpa al FECYT y demás organizaciones pro-ciencia, que se apañan con su tajada. El problema está en la mentalidad española. No hacemos suficiente presión para incrementar los presupuestos para I+D, que es al fin y al cabo la simiente de la riqueza de un país.

Pero me desvío del asunto. Otra táctica de Alguien es minar la moral de la población atemorizándola. Esta acción es sutil. Nunca encontraremos gente vestida de samurai ajusticiando personas en la calle. No. Lo que hacen es seleccionar las noticias para mostrarnos sólo las malas, tristes desastrosas. Está demostrado que una sociedad atemorizada es mucho más sumisa a los deseos de sus señores que si su ánimo estuviese por las nubes.

No puede ocurrir que alrededor de 10 minutos del telediario se utilicen en investigar y entrevistar a un cuarteto español que se encontraba en el Costa Concordia en el momento del naufragio. Al igual que no puede pasar que la última oración del comentarista sea: “quizá se encontrará flotando, en estas costas, una de las guitarras del cuarteto”. Seamos serios.

Felicidades sinceras a quien haya llegado hasta aquí pasando por todo el texto, y gracias.

AGRADECIMIENTO ESPECIAL A ANTONIO ANDREU POR LA IDEA PARA ESTA ENTRADA

PLEASE; COMMENT!!

El verdadero Papá Noel

Este es la última entrada del Año, y tenía varios ases en la manga, pero al final me he decido por éste.

Todos conocemos a Papá Noel como un señor orondo y entrado en años, con barba y pelo blancos y un traje de color rojo bordado con armiño; sin embargo, de esta popular imagen al veradero y original “Santa Claus” hay un largo recorrido, tanto temporal como de transformaciones.

Como decía Manolito Gafotas, las historias se empiezan por el principio: A finales del siglo III nació el hijo de un rico comerciante. A la pronta muerte de sus padres, cuenta la leyenda que el pre-San Nicolás fue repartiendo sus riquezas entre quienes más las necesitaban. El mito tiene su origen el Turquía, y San Nicolás murió en la ciudad de Myra, por eso se le llama a menudo San Nicolás de Myra, pero  San Nicolás de Bari (Italia) porque fue allí donde fueron trasladados sus restos (y además su principal centro de culto). La leyenda se esparció por toda Europa. Tan amplia difusión se debe a la ingente cantidad de milagros que se supone realizó este santo en vida y posteriormente.

Su transformación en Papá Noel se relizó por caricaturización. El escritor Washington Irving hizo una sátira de él, derivando el su nombre holandés –Sinterklaas (Festividad de San Nicolas)- en Santa Claus. Más tarde se le añadieron los renos y los enanos que trabajaban para él. El último cambio importante lo hizo a principios del siglo XX la empresa Coca-Cola, dotándole del traje rojo y su aspecto bonachón.

Os deseo un feliz y próspero año nuevo 2012 y espero que en este tiempo se cumplan -sólo-algunas de vuestras ilusiones, porque siempre hay que dejar alguna para más adelante.