Obsolescencia programada

La obsolescencia programada es un fenómeno inventado -como no- en EEUU para favorecer el consumismo. Consiste en reducir intencionadamente la vida útil de las cosas, para obligar a los consumidores a adquirir nuevos productos. Esto, además de insostenible ecológicamente, inmoral.

La obsolescencia es uno de los pilares del capitalismo, y es una de las mayores lacras del planeta. Voilà el proceso -visto de forma general- y algunas de sus consecuencias:

  1. Consumo de recursos materiales: todo objeto producido requiere de materias primas, y más de las que se puede pensar. En un porcentaje obscenamente alto, la promoción eco de un determinado producto no es más que una imagen para incrementar ventas, ya que a la empresa no le interesa realmente revisar todos los pasos del proceso, porque reduciría el beneficio considerablemente. Las empresas contratan ingenieros ad hoc para reducir la vida útil de las cosas (flagrante caso de la bombilla que lleva 100 años funcionando). Los recursos materiales son muchas veces escasos, o su obtención produce grave conflictos en países (ver caso coltán o diamantes). Es esencial el concepto de huella ecológica: área de tierra, agua y/o aire necesario para producir las materias primas suficientes (demandadas por la industria) y para absorber el impacto del conjunto del proceso.
  2. Procesamiento: tiene dos componentes principales en mi opinión.
    1. Por un lado, el proceso físico de producción. Lo más importante son los costes ocultos, principalmente de tipo energético. Otro aspecto es la eficiencia en el uso de materiales: en muchas ocasiones se desaprovechan recursos por su escaso precio o por su abundancia
    2. Por otro lado, la ubicación y causas políticas de ésta. La deslocalización es un gran problema, ya que los países “ricos” se deshacen de la parte sucia de la producción, quedándose los departamentos de I+D+i y por supuesto los beneficios. Pero el efecto es de tirar piedras al tejado, ya que la contaminación y el desaprovechamiento de recursos siguen ocurriendo, pero no los vemos. Este es el problema principal junto con las condiciones de trabajo de los empleados. En los países a los que habitualmente se desplazan las empresas las condiciones laborales son poco menos que de esclavitud: un sueldo literalmente de supervivencia a cambio de largas e inhumanas jornadas de trabajo. El sistema capitalista se asegura de que el establishment no cambie gracias a la creación de una clase social muy rica, cuyos intereses priman, por supuesto, sobre cualquier afán democrático o soberanista. La idea es la misma que el perro centinela puesto por el amo para vigilar las ovejas.
  3. Deshechos: esta consecuencia del proceso es la puntilla (literalmente) para el planeta. Aquí incluyo no solo los residuos sólidos, sino cualquier contaminante producido a lo largo del proceso (desde los materiales de diseño, hasta los vertidos a los océanos, pasando por la energía invertida en construir un avanzado centro de diseño, o los residuos -gases, sólidos, líquidos- producidos para fabricar la máquina que luego trabajará en la producción objeto de nuestro estudio). Hay deshechos que no “desaparecerán” hasta dentro de miles de años, hay deshechos que solo tienen unos días de vida pero son tremendamente tóxicos para el medio ambiente, hay deshechos que poco a poco cambian las condiciones del medio, obligando a las especies a “adaptarse” (por favor, no entender esto en sentido lamarkista sin darwiniano) y condenando a muchas otras a la extinción…

Este proceso incrementa su magnitud y virulencia en un ciclo vicioso autoreciclable, y por eso es tan peligroso.

Ahora que ya hemos sentado la base más fundamental, os dejo con una serie de enlaces o documentales acerca de la obsolescencia programada:

Esto solo es una muestra de la ingente cantidad de información que hay en Internet acerca de este asunto. Os recomiendo buscar las acciones de lucha activa que se están llevando a cabo, y en su caso, uniros a ellas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s